Las células madre pueden tanto autorreproducirse (autorrenovarse), como desarrollarse en numerosos tipos celulares (diferenciarse). Los investigadores creen que las células madres podrían, algún día, utilizarse para tratar la EM, pero las investigaciones sobre células madre aún se encuentran en una fase muy temprana.

La terapia de células madre hace referencia a cualquier tratamiento que utilice o tenga como objetivo las células madre. Normalmente se emplea para ayudar a sustituir o reparar células o tejidos dañados, pero también puede utilizarse para evitar incluso que se produzcan los daños. Actualmente, no existe ninguna terapia aprobada de células madre para la EM.

Un área actual de investigación sobre las células madre es la de identificar cómo estimular las propias células madre del cerebro para que regeneren mielina nueva.

Tanto los estudios sobre células como las imágenes de resonancia magnética muestran que puede producirse la remielinización en las lesiones de EM.

Existe una serie de modelos de EM en animales en los cuales la desmielinización inducida por toxinas o mecanismos inmunológicos/virus se repara casi completamente. En estos modelos, la remielinización se lleva a cabo no por parte de las células que fabricaron inicialmente la mielina (denominadas oligodendrocitos), sino por células progenitoras o células madre. Dichas células pueden identificarse en varios emplazamientos del sistema nervioso central en humanos adultos, entre los que se incluye los alrededores de las lesiones de la EM.

También se ha demostrado que determinados tipos de células madre, tales como las células madre mesenquimales, ejercen en la EM un efecto inmunomodulador al prevenir un daño inmunológico en el sistema nervioso central.

 

Page Tags: